Todo sobre el programa de curso de capacitación continua

El programa de curso de capacitación continua es algo que las empresas deben incorporar dentro de su cultura organizacional. Sobre todo en aquellos rubros que tienen un dinamismo constante y requieren de profesionales con conocimientos actualizados.

De acuerdo con la Sección IV de la Norma de Carácter General (NCG) Nº 412, emitida en 2016 por la Superintendencia de Valores y Seguros (actual Comisión para el Mercado Financiero), “corredores de bolsa, agentes de valores, administradoras de carteras y agentes comercializadores de cuotas de fondos deberán implementar, por sí o a través de terceros, programas de capacitación continua para todos quienes desempeñen funciones que conforme a la ley y a la presente normativa deben contar con acreditación de conocimientos“.

Pero ¿cómo diseñar un programa de capacitación continua?

La Circular No 14 de 2019 del Comité de Acreditación de Conocimiento del Mercado de Valores (CAMV), establece las disposiciones al respecto

1. Duración y modalidad del programa de curso de capacitación

Según lo dispuesto por la CAMV, un programa de capacitación continua debe contar con un mínimo de 10 horas cronológicas de formación al año. Estas pueden ser impartidas de manera presencial u online.

Frente a este punto, se estima que la capacitación online exige de un 40 a 60% menos tiempo que la presencial y aumenta las tasas de retención del conocimiento hasta en un 60%, mientras que en la formación presencial éstas son solo del 8% al 10%.

2. Contenidos del curso de capacitación continua 

La norma dispone que el curso debe contener los siguientes puntos:

  • Temas contenidos en el examen de acreditación: abarca las temáticas incluidas en los exámenes de acreditación de cada una de las categorías funcionales, establecidos en la sección II de la NCG 412. Recuerda que la norma señala que -a nivel general- el examen evalúa marco jurídico, marco de gestión de riesgos, y conceptos económicos y financieros. Sin embargo, los candidatos deben acreditar “conocimientos específicos para cada función, responsabilidad o cargo desempeñado” (Directivo, Directivo Comercial, Directivo General, etc.). Así mismo, el curso debe contener los tópicos tratados en los programas vigentes en el Proceso Simplificado de Acreditación (regulado en la sección III de la NCG 412).
  • Normas de autorregulación de la entidad: hace referencia a las normas, manuales y/o políticas mediante las cuales se autorregula la compañía.
  • Actualización de normativa vigente: abarca el estudio de las normas dictadas con posterioridad a la fecha en que el postulante rindió el examen de acreditación. La idea es que el conocimiento del profesional sea lo más actualizado posible.

En síntesis, un programa de curso de capacitación continua debe trabajar estos tres módulos para los que la circular exige a la entidad. En el mismo apartado de contenidos, definir la metodología para la adquisición de los conocimientos y una serie de actividades que le permitan evaluar el nivel de aprendizaje de cada uno de los participantes.

Esto es lo que debes tener presente al abordar el dilema de cómo diseñar un programa de capacitación continua. Según el documento, para dar cumplimiento al curso cada entidad o institución tiene la obligación de verificar que estos “contengan los requerimientos, características y contenidos mínimos establecidos en esta Circular”.

Considerando que la normativa permite realizar la capacitación continua a través de un tercero, puedes acudir a una institución especializada en el tema, como Academia Global. Su curso, 100% online, se ajusta a todo lo dispuesto por el CAMV y es dictado por expertos a través de vídeos cortos, acompañados de actividades interactivas y foros para aclarar dudas y aportar ideas y opiniones.